Retinopatía Diabética

Llámanos

¿O prefieres que te llamemos?

¿Qué es la retinopatía diabética?

Es la enfermedad vascular más frecuente de la retina. Se origina por el daño producido en los vasos retinianos a causa de la descompensación metabólica de la diabetes.

 

En la mayoría de casos, afecta a ambos ojos. Al principio, el paciente no notará ningún cambio en su visión; pero con el tiempo la retinopatía diabética puede empeorar y causar una pérdida severa de la agudeza visual.


La detección precoz y el tratamiento a tiempo mejoran ostensiblemente el pronóstico visual de la enfermedad y pueden evitar la progresión hacia la ceguera.

Lesiones en el fondo de ojo por retinopatía diabética

 

Los principales factores de riesgo para el desarrollo de la retinopatía diabética son:

  • Duración de la diabetes
    • Niveles altos de glucosa en sangre. Fundamental llevar un control del azúcar en sangre, ya que, su reducción puede retrasar la aparición de esta enfermedad.
  • Presión arterial alta
  • Embarazo. Una embarazada diabética tiene más probabilidad de desarrollar esta patología.  Tras el embarazo estos cambios pueden revertirse si han sido tratados correctamente.

Síntomas de la retinopatía diabética

En las etapas iniciales la retinopatía diabética es asintomática, de ahí la importancia de realizar exámenes oftalmológicos completos anuales. 

Los síntomas que suelen aparecer son:

La disminución lentamente progresiva de la visión en una persona diabética suele traducir la presencia de líquido acumulado en la parte central de la retina (edema macular). 

Otras veces, la enfermedad debuta con una hemorragia intraocular aguda, siendo el primer síntoma la aparición súbita y muy alarmante de manchas que oscurecen parcial o totalmente la visión.

Tipos de retinopatía diabética

 

La retinopatía diabética se puede clasificar en diferentes estadios:

 

  • Retinopatía diabética leve: Aparecen en el fondo del ojo unas lesiones denominadas microaneurismas. Normalmente no suele afectar a la visión.

 

  • Retinopatía diabética moderada. La enfermedad va avanzando, los vasos sanguíneos se van obstruyendo y aparecen además de los microaneurismas, hemorragias de mayor tamaño y edema retiniano. En esta etapa la visión si suele estar comprometida. 

 

  • Retinopatía diabética severa: La retina presenta un mayor grado de afectación por la diabetes, debido a que cada vez más vasos sanguíneos se bloquean. Esta fase conlleva a una gran limitación visual, dado que la mayoría de los pacientes suelen presentar edema macular.

 

  • Retinopatía diabética proliferativa: Es la fase más avanzada de la enfermedad, cuando la mayor parte de los vasos sanguíneos están obstruidos, impidiendo que la sangre fluya. En esta fase aparecen nuevos vasos anómalos, llamados neovasos, que provocan que aparezcan complicaciones series de la retinopatía diabética. 

Tratamiento de la retinopatía diabética

  • Controles periódicos. Algunos pacientes afectos de retinopatía diabética únicamente precisan realizar controles periódicos de su estado ocular y llevar un estilo de vida saludable, con dieta pobre en grasas, realizar ejercicio y dejar de fumar.

 

  • Láser (Fotocoagulación retiniana). En otros casos es necesario aplicar láser, sobre los vasos anómalos de la retina para reducir el edema o las zonas de la retina isquémicas ( sin riego sanguíneo) para evitar la progresión de la enfermedad hacia las formas más graves. 

 

  • Inyecciones de fármacos intraoculares. Resulta muy efectiva en casos seleccionados. 


Cirugía. En los casos más avanzados, en los que aparece una hemorragia intraocular o desprendimiento de retina, es preciso recurrir a la cirugía (vitrectomía).

¿Tienes alguna pregunta?

Estaremos encantados de atenderle, solventar sus dudas y aconsejarle profesionalmente.

Pide cita

¿O prefieres que te llamemos?