Cirugía refractiva

Técnica quirúrgica para eliminar la miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Llámanos

957 11 77 30

¿O prefieres que te llamemos?

¿Qué es?

La cirugía refractiva es el conjunto de técnicas quirúrgicas que tienen como finalidad eliminar o minimizar los defectos refractivos oculares tales como la miopía, hipermetropía o astigmatismo.

Utilizamos diferentes técnicas quirúrgicas para corregir estos defectos de refracción, tales como la modificación o tallado de la córnea a través de las técnicas láser o la implantación de una lente intraocular fáquica o pseudofáquica.

¿En qué consiste?

Se trata de la aplicación de la tecnología Laser de Fentosegundo para la apertura de un Flap o tapete en la cornea para poder tras levantar este Flap, poder acceder al espesor corneal donde actura un segundo laser o laser Excimer que es el encargado de tallar y der nueva forma a la cornea para corregir el defecto refractivo. Un análisis del paciente individualizado , permitirá que el oftalmólogo decida que técnica es la más adecuada. Se realiza un estudio detallado mediante las siguientes pruebas:
  • Tonometría: medición de la tensión ocular.
  • Agudeza visual y graduación de la vista.
  • Diagnóstico del segmento anterior y posterior del ojo.
  • Estudio ocular pormenorizado: topografía corneal, aberrometría, paquimetría corneal y biometría láser.

¿Para qué sirve?

La cirugía refractiva se utiliza para corregir los defectos refractivos del ojo. En condiciones normales, la imagen penetra en el ojo a través de la córnea y del cristalino hasta proyectarse en la retina mediante un proceso conocido como refracción. Desde la retina, la imagen se transmite al cerebro a través del nervio óptico.

Ojo normal, la imagen se proyecta en la retina
Ojo normal, la imagen se proyecta en la retina

Sin embargo, cuando el ojo tiene un defecto de refracción (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo), la imagen se proyecta de forma anómala. Esto implica unas alteraciones de la imagen y una visión borrosa.

Defectos refractivos

  • Miopia

 

La miopía es una alteración de la refracción en la que los objetos lejanos se enfocan delante de la retina y no sobre ella, produciendo una visión lejana borrosa.

 

  • Hipermetropía

 

En la hipermetropía los objetos lejanos quedan enfocados por detrás de la retina, esto causa que los objetos cercanos se vean borrosos.

 

  • Astigmatismo

 

El astigmatismo es un defecto que se produce normalmente en la córnea, y provoca que el paciente no vea bien ni de lejos ni de cerca, además de ver distorsionadas las imágenes.

¿Sabías que?

Mediante la aplicación de este laser , se pretende dar a la cornea mediante su tallado una nueva forma para compensar esos defectos o minimizarlos al máximo, con el consiguiente resultado refractivo óptimo para que el paciente no necesite usar gafas.

¿Puedo operarme?

En una primera visita, el oftalmólogo evaluará tu graduación actual, el estado de salud ocular y realizará un examen ocular completo. Dependiendo de los resultados, se selecciona la técnica más indicada, teniendo en cuenta aspectos como las características del ojo, la edad, las preferencias personales o la profesión.

Para poder operarte debes cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años
  • No estar embarazada
  • No estar en período de lactancia
  • Tener una graduación estable
  • No padecer enfermedades oculares que contraindiquen la intervención
  • No existen contraindicaciones tras la realización de los exámenes preoperatorios. 

Durante la intervención

La cirugía es ambulatoria. Mientras se desarrolla la cirugía se requiere la colaboración del paciente para mantener la mirada en la luz del microscopio. La intervención se realiza con anestesia tópica (gotas), por lo que no es necesario tapar el ojo al finalizar la operación y el paciente puede ver con él cuando sale del quirófano. Sin embargo, ese día es conveniente que descanse y permanezca el mayor tiempo posible con los ojos cerrados, en un ambiente con poca luz, además de aplicarse el tratamiento que le indique el oftalmólogo.

Técnicas de cirugía refractiva

CIRUGÍA REFRACTIVA LÁSER

  • Cirugía refractiva Femtolasik: consiste en levantar la capa superficial corneal o flap con un láser llamado Femtosegundo, éste láser realiza una disrupción de las células que permite el levantamiento del flap de forma segura y garantiza que éste tenga el grosor preciso. A continuación, se procede a tallar la zona interna de la córnea (conocida como estroma corneal) con el láser Excimer con la graduación necesaria en cada paciente.

Al día siguiente las molestias son mínimas y la visión es bastante buena.

 

  • Cirugía refractiva PRK (Photorefractive Keratectomy) Consiste en corregir la graduación aplicando un único láser sobre la superficie de la córnea, concretamente sobre el epitelio corneal. Esta intervención resulta algo más molesta en el postoperatorio, ya que produce dolor unos días y la recuperación visual es lenta.

Indicada en pacientes con córneas finas, poca graduación o aquellos pacientes que por aficiones puedan recibir impactos en el ojo ( como determinados tipos de deportes).

 

CIRUGÍA REFRACTIVA CON LENTE INTRAOCULAR

Consiste en colocar una lente intraocular. Esta lente puede ser una lente fáquica (es decir una lente que se coloca delante del cristalino) o una lente pseudofáquica ( lente que sustituye al cristalino).

Estas lentes proporcionan una excelente calidad visual, independientemente de la graduación previa del paciente.

Riesgos de la cirugía refractiva con láser

Los riesgos de la cirugía refractiva con láser pueden ser los de cualquier otra cirugía. En cuanto a posibles efectos secundarios, como halos o destellos, son mayoritariamente transitorios. El más común es el ojo seco, que generalmente suele desaparecer pasados unos meses,  y en los que se recomienda el uso de gotas lubricantes.

Fuera de estos efectos, hay que recordar que la cirugía refractiva láser produce alteraciones en la curvatura y el espesor de la córnea, que deben tenerse en cuenta en futuras pruebas diagnósticas y mediciones prequirúrgicas. Además, cabe destacar que los beneficios de la cirugía no duran toda la vida, por los propios cambios que experimentan los ojos con los años.

Preguntas frecuentes F.A.Q

¿Tienes alguna pregunta?

Estaremos encantados de atenderle, solventar sus dudas y aconsejarle profesionalmente.

Pide cita

957 51 33 25

¿O prefieres que te llamemos?