Cataratas

Llámanos

957 11 77 30

¿O prefieres que te llamemos?

¿Qué son las cataratas?

El cristalino es una pequeña lente natural situado detrás de la pupila, que tenemos en el interior del ojo. En condiciones normales el cristalino es transparente.

Las cataratas consisten en la pérdida de transparencia del cristalino. Cuando esta lente natural se opacifica impide el paso nítido de la luz a la retina y el paciente sufre una pérdida progresiva de visión.

La catarata asociada a la edad se desarrolla de manera progresiva y produce pérdida de visión bilateral, asimétrica y progresiva. Además puede mejorar la visión cercana de la persona afectada.

La catarata, primera causa mundial de discapacidad visual 

Se trata de la primera causa de discapacidad visual en el mundo (17 millones de personas padecen ceguera evitable por catarata).  En los países desarrollados, es la patología más operada. Debido al aumento de la esperanza de vida y al envejecimiento de la población, su prevalencia va en aumento.

Causas de la catarata

Es un error pensar que la catarata solo se da en gente mayor, ya que también puede presentarse desde el nacimiento (catarata congénita) o aparecer por diferentes factores ajenos a la edad:

  • Factores genéticos
  • Traumatismos 
  • Enfermedades oculares, como la alta miopía o la uveítis
  • Enfermedades del organismo, como la diabetes, la obesidad o la hipertensión arterial
  • Consumo de ciertos fármacos, como los corticoides.

Síntomas de las cataratas

¿Cuándo está indicado el tratamiento?

En las cataratas incipientes se pueden tomar medidas paliativas como el uso de gafas de sol para evitar el deslumbramiento o graduadas si se ha producido un cambio en la refracción. Pero el tratamiento definitivo de las cataratas sigue siendo el quirúrgico.

En cuanto el paciente empieza a notar una pérdida de su agudeza visual y ya no esté cómodo, se puede proponer y realizar la cirugía de cataratas.

¿Cómo es la cirugía de cataratas?

La cirugía de cataratas mediante facoemulsificación e implante de lente intraocular que sustituye al cristalino del ojo es la intervención más frecuente en el ámbito de la oftalmología y el procedimiento con mayor impacto global en la calidad de vida y en la visión. 

Se trata de una operación ambulatoria y se realiza bajo anestesia tópica (gotas) y sedación.

El cirujano realiza una microincisión de 2,0 mm para acceder al interior del ojo. Después, se realiza la capsulorrexis, una apertura circular de la cápsula que contiene el cristalino, lo que permite acceder a la catarata. Esta, es fracturada manualmente y con la ayuda de ultrasonidos, siendo posteriormente succionada.

Una vez se ha limpiado todo el saco del cristalino y queda bien transparente se procede a la implantación de una lente intraocular. Con esta lente intraocular, cuya potencia se calcula previamente, podemos ya corregir la visión del paciente.

La cirugía de catarata, se realiza generalmente primero en un ojo, y al cabo de unos días se practica en el otro ojo.

El paciente se va a casa inmediatamente después de la intervención y empieza un tratamiento con antibióticos y antiinflamatorias que dura pocas semanas.

Cuidados que recomendamos después de la cirugía

  • No hacer esfuerzos físicos.
  • No realizar movimientos bruscos.
  • No dormir del lado del ojo que ha sido operado.
  • Proteger los ojos del exterior mediante el uso de gafas de sol.
  • Seguir el tratamiento indicado por el oftalmólogo a base de colirios específicos.

¿Qúe tipos de lentes intraoculares existen para operar las cataratas?

Actualmente estamos colocando las lentes intraoculares plegables que pueden ser de distintos tipos:

  • LIO monofocales: Permiten una excelente calidad de visión pero solamente tienen un punto de enfoque, con lo cual se utilizan para pacientes a quienes no les importe llevar gafas. Intentamos dar siempre la mejor calidad de visión de lejos y los pacientes tienen que llevar gafas para el ordenador y para visión próxima.
  • LIO multifocales: Tienen tres focos, en general estamos empleando las lentes trifocales, y permiten al paciente ver bien de lejos a media y a corta distancia. Al dividir la luz en tres focos pueden perder un poco de calidad de visión, aunque los pacientes prácticamente no lo notan. Hay que advertirles de la posibilidad de aparición de fenómenos nocturnos, como la presencia de halos y deslumbramientos, y también puede haber una pequeña pérdida de sensibilidad al contraste. En general, los pacientes que tienen ya una catarata previa no suelen notar estas pequeñas alteraciones ópticas y suelen quedar muy satisfechos.
  • LIO de foco extendido: Han aparecido en los últimos años y permiten ver correctamente en visión lejana como en visión intermedia. Se necesitará una pequeña adición en gafas para la lectura de letras pequeñas en visión próxima. Estas lentes de foco extendido tienen la ventaja que presentan menos problemas nocturnos que las trifocales.
  • Lentes tóricas: Estas lentes son capaces de eliminar defectos refractivos como el astigmatismo. De fabricación personalizada, esta lente requiere ser situada en el eje determinado para cada persona. 

¿Tienes alguna pregunta?

Estaremos encantados de atenderle, solventar sus dudas y aconsejarle profesionalmente.

Pide cita

957 51 33 25

¿O prefieres que te llamemos?